18. Causa y efecto – parte 1 (Cap. 2)

Click para escuchar en Spotify

Temazo el de hoy, podría decir que más allá del curso de milagros, es la gran ley que una vez incorporada se puede usar a favor de nuestra vida.

Aquí Jesús nos habla directamente y nos dice, “puede que todavía te quejes de que tienes miedo, pero aun así sigues atemorizandote a ti mismo. He indicado ya que no puedes pedirme que te libere del miedo. Yo sé que no existe, pero tu no.”

Claro, nosotros los humanos tenemos un sistema de pensamiento, y por ende de vida, que se basa en el miedo. ¡Lo justificamos y decimos que es verdad!, por eso las cerraduras, alarmas, seguros de todo tipo, cinturón de seguridad, ejércitos y armas, cámaras… wooow! cuantas decisiones basadas en algo que no es real. Todo esto no hace que acabe el miedo, sino al contrario sigue aumentando, y solo porque no lo enfrentamos en nuestro interior.

Jesús dice que no puede interferir en nuestros pensamientos, porque si no interfiere en la ley causa efecto. Pero si nos puede mostrar cómo estar atentos a no dejarnos embriagar con nuestros pensamientos, dejar de identificarnos con ellos y comenzar a sembrar pensamientos milagrosos. Es decir, pensamientos disruptivos que rompan con la costumbre de nuestra mente.

Actitud activa de limpiar nuestra mente

Dice UCDM que justamente el milagro es lo que nos va a transformar, pero no el milagro como algo que le rogamos a Dios o Jesús, sino el milagro como actitud activa de limpiar nuestra mente, de hacernos responsables y abrirnos a una nueva perspectiva en todo lo que concierne nuestra vida. Para que así, no quede ningún aspecto por dudar y transformar.

Jesús o el universo, siempre está asistiendonos para que despertemos, para que nos demos cuenta de lo importante de estar atentos a los pensamientos que no nacen del amor y la confianza.

Dice UCDM, “Obrar milagros requiere el que uno se dé cuenta plenamente del poder de los pensamientos a fin de evitar creaciones falsas”.

Si no asumimos que el miedo es falso en todos sus aspectos y que la causa y efecto nos gobierna queramos o no (es decir, mente pensamiento es causa y sucesos externos es efecto) necesitaremos milagros constantes para sanar la mente. Si bien el milagro es la ayuda que necesitamos, lo es también recuperar la conciencia de poder mental, para volver a la autonomía del Ser.

La gran ley

UCDM nos habla de un genuino respeto por la gran ley, tal como todos somos conscientes de la ley de gravedad y nadie deja un vaso de vidrio en el aire.

Dice Un Curso De Milagros, “tanto el milagro como el miedo proceden de pensamientos”.

Por eso se nos invita a que estemos atentos a elegir, y es importantísimo estar atentos, ya que el ego es hábil para engañarnos y hacernos suponer que el miedo es real. Como todo aprendizaje, al principio se necesita atención y dedicación, para luego para a ser natural y espontáneo.

Si eliges el milagro (confianza, amor, instante presente), tu mente se irá acostumbrando a este nuevo circuito y por ende irá creando desde este nuevo espacio. Sin darte cuenta irás retirando la atención sobre el miedo, y este se irá desvaneciendo, ya que no podes ser consciente de dos cosas al mismo tiempo.

Miedo del universo

Hemos sentido miedo de todo y de todos, incluso de nosotros mismos, miedo de Dios, de nuestro poder, miedo de amar con todo nuestro corazón, miedo de mirar a los ojos a cada persona. Por ende hemos tenido miedo del universo, miedo la creación y así la hemos experimentado, por esa decisión (causa y efecto).

Dice UCDM, “cuando creas falsamente no puedes sino sufrir”.

En el sentido literal la causa es Dios y el efecto es el hijo, la causa es la unidad, la fuente, el universo y el efecto es todos los aspectos de la creación, co-creando una experiencia individual. Cuando despertamos somos conscientes de que así es y que así funciona. Cuando dormimos creemos que todo está separado y que nos rige la suerte o el obtener para no vivir carencia, una es amor y la otra es miedo.

Es imposible controlar el miedo, ya que es falso. El intento de controlarlo lo determina como real por ende no puede más que seguir creciendo, no porque sea real sino porque tu eliges que así sea. UCDM dice “la verdadera solución descansa eternamente en alcanzar el dominio por medio del amor”, mientras tanto la sensación de conflicto es inevitable por el simple hecho de que así lo decidiste ahora. Estar atento a esto, abrirte a la experiencia de sentir y volver a elegir va a guiar tu camino, cultiva la atención plena, recuerda que este es un entrenamiento, para volver a recordar lo que eres, lo que somos.

*Continuamos en el episodio 19 con la parte 2

Por último, quiero agradecer tu valoración y comentario en iTunes (Apple Podcast), o en cualquier medio en el que nos escuches.

Hasta la próxima!

Deja una respuesta

¿Quieres aportar consciencia?

Gracias al sistema de confianza compartimos todos los contenidos de forma libre.
Tienes la posibilidad de aportar lo que tu sientas para co-crear juntos estos maravillosos mensajes de despertar y así acompañar a más personas alrededor del mundo.