22. Expiación sin sacrificio – parte 2 (Cap. 3)

Click para escuchar en Spotify

Dios no tiene ego

En definitiva dejemos de proyectar nuestro ego en Dios. Él no tiene ego, por ende no puede juzgar ni castigar, y tampoco mirar el pasado o el futuro.

Dice Un Curso de Milagros “el sacrificio es una noción que Dios desconoce por completo. Procede únicamente del miedo, y los que tienen miedo pueden ser crueles”.

Con esto, el curso nos libera del sacrificio, lo cual es opuesto al amor. Nos muestra que las personas crueles simplemente tienen miedo, y creen en el miedo habiendo reemplazando el amor, es decir a Dios, por su propio ego.

Dice Un Curso de Milagros “los buenos maestros nunca aterrorizan a sus estudiantes. Aterrorizar es atacar, y como resultado de ello se produce un rechazo de lo que el maestro ofrece, malogrando así el aprendizaje”. Claramente, podemos ahora distinguir a nuestros maestros y elegirlos más sabiamente, ¿Qué te parece?

La verdad es tu fuerza

Dice Un Curso de Milagros “una mente pura conoce la verdad y en eso radica su fuerza”.

La inocencia, que es el estado natural de los que han despertado a su verdad interior, disponen de la fuerza en sí, ya que reconocen que la inocencia no es un signo de debilidad, sino más bien un signo de fortaleza. Por ende, una mente inocente no proyecta miedo, solo ve al otro y lo saluda naturalmente con amor incondicional, por razón de lo que cada uno es, Dios encarnado.

La expiación o la liberación de nuestro miedo, de nuestro ego o nuestro pasado, es un reflejo claro de la inocencia, esta a su vez es la verdad. La expiación como la luz misma hace desaparecer la oscuridad de nuestra mente, solo basta con aceptarla y desearla de todo corazón, para que todo concepto basado en el miedo y la culpa desaparezcan por completo de nosotros. Gracias a esto, podremos demostrar que el amor y la inocencia son la verdad de todo y de todos, a imagen y semejanza de Dios.

Y para ir cerrando, dice Un Curso de Milagros “ la inocencia de Dios es el verdadero estado mental de su Hijo, en ese estado tu mente conoce a Dios, pues Dios no es algo simbólico, Dios es un hecho.

Entonces amigos y amigas del podcast, declararse inocentes ahora y siempre. Declaren a todo el mundo inocente, extiendan el amor y el perdón para siempre, ¿de qué otra forma seríamos felices si no es amándonos unos a otros?

Por último, quiero agradecer tu valoración y comentario en iTunes (Apple Podcast), o en cualquier medio en el que nos escuches.

Hasta la próxima!

Deja una respuesta

¿Quieres aportar consciencia?

Gracias al sistema de confianza compartimos todos los contenidos de forma libre.
Tienes la posibilidad de aportar lo que tu sientas para co-crear juntos estos maravillosos mensajes de despertar y así acompañar a más personas alrededor del mundo.